Skip to content

¿Quién rescata a la sociedad?, artículo para el TPS del Centro de Colaboraciones Solidarias

marzo 21, 2011

Barcelona, (EFE).- Una veintena de miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) se manifiesta ante la oficina de una entidad de ahorro que reclama el pago de la hipoteca a una familia formada por un hombre que se ha quedado recientemente en paro, su mujer y su hijo de tres años.

En España hay 5.700.000 viviendas vacías y la demanda anual es de 200.000. Hay pisos para vender por lo menos para los próximos 15 años, y mientras tanto el numero de desahucios no deja de crecer. Ya son más de 230.000 desde el 2009.

La hecatombe financiera y  la crisis inmobiliaria no solo dejó un ejercito de desempleados, también hay que sumar a eso el hecho de que cada día más gente  se ve literalmente con sus cosas en la calle por no poder hacer frente al pago de su hipoteca.  La saturación del mercado por tanta oferta provoca que a menudo las subastas de acreedores están desiertas y los pisos sean adjudicados automáticamente a la entidad bancaria por el 50% de lo que costaron nuevos. De esta forma es como  en muchos casos, después de entregar las llaves , los antiguos propietarios aun acarrean una deuda con el banco.

La moción presentada por CiU para implantar en España el sistema de dación en pago, o lo que es lo mismo, para que la entrega de la vivienda sea suficiente para saldar la deuda hipotecaria se rechazó por el Congreso en el mes de diciembre. Y aunque existe alguna resolución judicial que da la razón a los embargados, todavía no generarán jurisprudencia hasta que el Tribunal Supremo dicte dos sentencias en esa línea, y esto parece que esté lejos de ocurrir.

El experto inmobiliario Borja Mateo, autor del libro “La verdad sobre el mercado inmobiliario español”, está convencido de que “si la gente fuera consciente de lo que han bajado los pisos, los bancos no serían viables”. Ni al Gobierno ni a los bancos les interesa que se sepa el verdadero precio de los pisos, les interesa mantener la ficción de que los precios nunca bajan, ya que los bancos incluyen en sus resultados de beneficios los pisos embargados. Una depreciación podría hacer que estos se declararan en banca rota.  Y de igual forma, el gobierno tampoco fomenta una legislación que proteja a los propietarios frente a los impagos de sus inquilinos, por eso muchas viviendas se encuentran únicamente en venta y el precio de los alquileres se mantiene congelado. Borja Mateo pronostica que desde cifras de julio de 2006 los alquileres deberían bajar entre un 65 y un 70% para alcanzar su precio real.

La postura del Gobierno contradice el artículo 47 de la Constitución  española, que dice: “Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación”. Pero lejos de cumplir con la Constitución,  lo único que parece dejase claro es que los bancos son más importantes que las personas.

La sociedad entera contempla como poco a poco se retira el telón de fondo que oculta la verdadera naturaleza del sistema. Incluso los ojos que no querían ver o los oídos que no querían escuchar tendrán que darse por enterados: somos súbditos de los mercados. Vivimos en una dictadura muy particular, disfrazada con los ropajes de la democracia, pero una dictadura al fin y al cabo. Mientras Europa y el resto del mundo siguen mirando con un extraño recelo las revoluciones del norte de África, el camino que nos trazan las acuciantes reformas económicas sigue estrechándose cada día un poco más, y ponen en entredicho el ejercicio de nuestras ya maltrechas  libertades. Es necesaria una profunda reflexión que permita vislumbrar el futuro que nos tocará vivir, porque parece que en lugar de a las estrellas nuestra civilización vaya directa al vertedero.

Siempre nos quedará la esperanza, pero también nuestra indignación y la palabra.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: