Skip to content

Philip K. Dick: Matrix y realidades paralelas

diciembre 23, 2010

Poco hay que decir de este maestro de la ciencia ficción que no cuenten sus novelas. A sus enigmáticos relatos potenciados por el consumo de drogas no se les puede negar el gran impuso en la conciencia que significaron para muchos de nosotros. Aventuras siderales en el espacio, mundos alternativos donde el estado policial había triunfado,etc… Lo que no sabíamos es que según él, nada de lo que lo que escribía era ficción, sino algo así como recuerdos de realidades paralelas que algún tipo de ente le había permitido recordar.

El 20 de febrero de 1974 se recuperaba de los efectos del Pentotal Sódico (bien conocido como ‘suero de la verdad’) administrado durante la extracción de una muela del juicio rota. Al abrir la puerta para recibir un nuevo envío de analgésicos, advirtió que la mujer que le traía el paquete llevaba un colgante con lo que él llamó la “vesícula Piscis”.

Este nombre parece basarse en su confusión de dos símbolos relacionados, el Ichthys (dos arcos en intersección representando el perfil de un pez) que los primeros cristianos usaban como símbolo secreto, y la vesica piscis. Al quedarse solo, comenzó a sufrir extrañas visiones. Aunque éstas podrían en principio atribuirse a los analgésicos, se prolongaron durante varias semanas, lo que vuelve tal explicación poco plausible.

Dick describió sus primeras visiones como rayos láser y patrones geométricos, y a veces visiones fugaces de Jesucristo y la antigua Roma, que vislumbraba periódicamente.

Dick le explicó sus visiones a Charles Platt en estos términos: “experimentaba una invasión de mi mente por una mente transcendentalmente racional, como si yo hubiese estado loco toda mi vida y de repente me hubiese vuelto cuerdo”. Durante febrero y marzo de 1974 experimentó una serie de visiones, a las cuales se referiría como “tres-dos-setenta y cuatro” (3 de febrero de 1974).

A medida que las visiones crecían en duración y frecuencia, Dick proclamó que había comenzado a vivir una doble vida: una como él mismo y otra como Tomás, un cristiano perseguido por los romanos en el siglo I d. C. A pesar de que había consumido drogas y seguía haciéndolo, Dick aceptó estas visiones como reales, buscando otras explicaciones racionales y religiosas, creyendo que había establecido contacto con una entidad divina de algún tipo, a la que se refería como Cebra, Dios, o más frecuentemente SIVAINVI.

SIVAINVI es el acrónimo de SIstema de VAsta INteligencia VIva (en inglés VALISVast Active Living Intelligence System). Dick usó este término como título para una de sus novelas, de carácter semiautobiográfico, y posteriormente teorizó que era un satélite de algún tipo que usaba rayos para comunicarse con la gente de la Tierra. Afirmó que dicho ente usaba lo que él denominó un “estímulo desinhibidor” para predisponer a los sujetos a la comunicación, en su caso la vesícula Piscis.

En este fragmento de una conferencia de los años setenta cuenta esto mismo; notese su calma y la sinceridad que desprenden sus palabras: “puede que todo esto no sea real, pero juro que hablo en serio”

Traducción y fuente: Ademuz-e-Xperience

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: